GRANIZADO DE LIMÓN

GRANIZADO DE LIMÓN

Si dijéramos que para hacer granizado de limón hacen falta limones estaríamos diciendo una perogrullada, así que vamos a añadir alguna información más para que os animéis a seguir con la lectura de estas líneas.

La primera regla en esto del granizado es que los limones tienen que ser muy muy frescos. A finales del invierno se está acabando la comercialización de la variedad invernal, denominada primafiori y empieza la del limón de primavera, el verna. Por su forma los conoceréis, el primariori más redondito, el verna apepinado, rematando en punta. Así que nos vamos al mercado central a por vernas, rechazando todo lo que sea primafiori que según nos ha enseñado la experiencia, llevan unos meses en las cámaras esperando a ser vendidos.

A nosotros nos gustan los limones que tienen ese amarillo limón, algo pálido, con tonalidades verdosas en las puntas. Sabrás que hace poco que se han cortado del árbol, porque los limones tienen verde aún la parte que los unía a la rama, que con el tiempo se irá secando. La piel estará dura, tersa y si la rascas un poquito con la uña te inundará un fresco y fragante olor de limón. Si el limón fuese viejo tendría un intenso color amarillo, más oscuro, la piel estaría como gomosa, blanducha, y sin apenas aroma en su piel, un asco, vaya.

¿Porqué le damos tanta importancia a la piel? Porque además de indicarnos el estado en el que se encuentran los limones, vamos a rallarla para hacer nuestro granizado. También exprimiremos el zumo.

Estaremos los meses de marzo y abril adelantando trabajo para el verano, rallando y exprimiendo los limones, limpiando y pelando fresas, haciendo bizcochos para las tartas, etc. Todo ello lo pondremos en cajitas debidamente etiquetadas con su número de lote y lo congelaremos.

Cuando lo necesitemos descongelaremos la ralladura y el zumo del limón, añadiremos agua y azúcar y colaremos la piel para eliminar su molesta presencia en el producto final. Las granizadoras de la tienda lo mantendrán en el punto óptimo de granizado, ni líquido ni con demasiado hielo. Por cierto, ya lo tienes a tu disposición en la tienda, de momento la de la calle Amós de Escalante, junto al ayuntamiento.

Cuando te apetezca refrescarte de manera natural, sin colorantes, antioxidantes, acidulantes, y con todas las vitaminas y propiedades del limón más natural y fresco acuérdate de los granizados, pero que sean de limón limón, como los nuestros. Ya sabes: limones naturales frescos rallados y exprimidos, agua y azúcar, no hace falta nada más.

Publicado en DULCES RECETAS HELADOS  

25-08-2015

Su comentario ha sido enviado con éxito. Gracias por comentario!
Agregar un comentario!
Nombre:*
Email:*
Mensaje:*
  Captcha
  Agregar un comentario!